Ver carrito “Pulsera Bangle VZLA” se ha añadido a tu carrito.
Pulsera triple Longevità ensamblada con finos algodones.

Pulsera Longevità

67

Pulsera triple ensamblada con finos algodones y balines de bronce facetados. Representación de concha de tortuga tallada delicadamente a mano en Turquesa u Ojo de tigre. Broche botón de bronce con baño de oro amarillo 18k.

icono diametro 5cm

La tortuga representa la vida y la longevidad. De hecho, en muchas culturas su caparazón es el símbolo de la Madre Tierra, relacionándose con la creación y la maternidad. Es más, se considera que la energía de la tortuga es la que mueve el mundo. Además, es símbolo de larga vida porque es una de las especies más antiguas que existen en el planeta. Siempre ha estado asociada al poder de la supervivencia y de la protección, gracias a que va con su caparazón para meterse en él cuando detecta algún peligro. Calma y la paciencia son virtudes que siempre le acompañan porque ella sigue su camino y consigue llegar realmente hacia donde quiere ir.

En China y Japón se asocia a la tortuga y su concha con el orden del cosmos. De esta manera, la tortuga se ha vinculado con la creación del universo, lo que se representa con su concha que es el cielo, y su cuerpo, que es la Tierra.

La tortuga tiene también un especial significado en el budismo, ya que Buda renació como una tortuga gigante que habitaba en el mar en una de sus vidas previas. De hecho, se cuenta, que salvó incluso a marineros que habían naufragado al subirlos a su caparazón y llevarles a la orilla de una playa. Un gesto altruista porque no pudo volver al mar y no le quedaron fuerzas para evitar ser devorada por los insectos, que se alimentaron de su carne.

Despejar

Reseñas

No hay reseñas todavía.

Solo los usuarios registrados que hayan comprado este producto pueden dejar una reseña.

El método más sencillo para determinar el tamaño requerido para su brazalete y/o pulsera ERIKA YELO es medir el diámetro de la muñeca. A continuación encontrará dos opciones para la medición. Opción 1: Tomar una cinta métrica suave y rodee su muñeca con la misma exactamente donde desea llevar el brazalete. Mida su muñeca exactamente, asegurándose de que la cinta no esté demasiado apretada o demasiado floja y la sienta cómoda. Opción 2: Tomar un trozo de cuerda o cinta y utilizar la misma técnica de medición como anteriormente (Opción 1).Cortar la longitud deseada y medir el corte de cuerda y/o cinta con una cinta métrica.